Inicio Concejo “Alternancia educativa en Santa Marta sería un suicidio”: concejal Ospino

“Alternancia educativa en Santa Marta sería un suicidio”: concejal Ospino

El cabildante asegura que las instituciones educativas de la Ciudad no están en condiciones para implementar este modelo.

41
0
Concejales rechazan alternancia educativa en Santa Marta
Cientos de estudiantes de colegios ubicados en la zona rural de Santa Marta no reciben clases por no contar con el servicio de internet.

Pese a los problemas de conectividad que padecen miles de estudiantes en Santa Marta y la zona rural, que les impide recibir una educación de calidad, el concejal Jorge Yesid Ospino, aseguró que pensar en la implementación de la alternancia en la Ciudad sería un “suicidio”.

Durante la sesión ordinaria de este lunes, el Cabildante aseguró que no existen las garantías mínimas para un retorno a clases, teniendo en cuenta el colapso de las clínicas y centros de salud a raíz del incremento de contagios por covid-19.

“Pensar en una alternancia en estos momentos, compañeros, sería un suicidio en Santa Marta; sería incrementar las cifras de covid en las comunidades y podría desembocar en múltiples fallecimientos, aún más de los que tenemos hoy”, señaló el concejal Ospino.

En su enfático pronunciamiento, el representante del partido Alianza Verde, argumentó que la alternancia todavía no puede aplicarse en la Ciudad, porque las instituciones educativas no cuentan con los recursos necesarios para ofrecer esta modalidad.

“Todavía tenemos un problema de abastecimiento de agua potable, donde los niños tendrán que lavarse las manos; todavía no tenemos a los docentes prestos a ofrecer este servicio”, afirmó el concejal Jorge Yesid Ospino.

Educación en zona rural

Por su parte, el concejal Efraín Lozano Dueñas presentó la proposición 057 en la que citan al secretario de Educación, Antonio Peralta Silvera, con el fin de conocer las acciones del Distrito para garantizar el acceso a la educación de cientos de menores de edad que residen en la zona rural, a quienes se les dificulta acceder a las clases virtuales, debido a las brechas de conectividad que hay en la Ciudad.

El Jefe de la cartera de Educación de Santa Marta debe informar a la Corporación la cifra de alumnos matriculados en cada grado del área rural; la cantidad de docentes adscritos a la planta del Distrito que prestan sus servicios en esta zona; y la ubicación de las instituciones y sedes que funcionan en veredas y corregimientos.

Así mismo, revelar cuántas instituciones están incluidas en el plan de alternancia educativa; el inventario de software, material pedagógico, portátiles, equipos de cómputo en las instituciones y la situación en materia de prestación de los servicios de energía eléctrica e internet en la zona rural del Distrito.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here