Inicio Atlántico Gobierno ha invertido el 31,9% de recursos de seguridad alimentaria en el...

Gobierno ha invertido el 31,9% de recursos de seguridad alimentaria en el Caribe

En el segundo semestre se pone en marcha una nueva intervención en siete departamentos con apoyo de los entes territoriales relacionados.

38
0
Inversiones en seguridad alimentaria en el Caribe
Prosperidad Social conmemora 18 años del programa Red de Seguridad Alimentaria (ReSA), que ha invertido en el Caribe más de 170.000 millones de pesos.

En Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena, Sucre y el archipiélago de San Andrés, el Gobierno nacional ha ejecutado entre 2003 y 2021 siete líneas de acción en seguridad alimentaria que han beneficiado a 310.482 hogares rurales en condición de pobreza y vulnerabilidad.

Esto a través de Prosperidad Social y su programa Red de Seguridad Alimentaria (ReSA), que este viernes conmemoró sus 18 años.

Durante este tiempo destinó a la región cerca de 172.610 millones de pesos, de los 540.083 millones invertidos con el programa en todo el país: el 31,9% del total.

Los 18 años de ReSA se conmemoraron de forma paralela en los 32 departamentos del país con mercados campesinos en los cuales los participantes ofrecieron los productos de sus cosechas.

En el Caribe, el evento principal fue en San Carlos, Córdoba, encabezado por la secretaria general de Prosperidad Social, Tatiana Buelvas; la directora regional de la entidad, Clara Ramos, y la alcaldesa del municipio, Leda López Gómez.

ReSA hace uso de las unidades de producción para que los participantes siembren alimentos como hortalizas, aromáticas, cereales, leguminosas, musáceas, tubérculos y frutales de distintos periodos de germinación suministrados por la entidad.

“Corresponden a especies y variedades endémicas de las regiones que aportan al acceso y consumo de los alimentos del grupo familiar”, explicó Buelvas.

Los de mayor inversión

En el Caribe, La Guajira fue el departamento con mayor asignación: el 27,9% (48.319 millones de pesos), de los 172.610 millones de pesos invertidos en la región. Sigue Sucre con el 16,2% (27.982 millones), Bolívar con el 13,75% (23.742 millones), Córdoba con el 12,02% (20.746 millones), Magdalena con 11,11% (19.171 millones), Atlántico con 9,94% (17.153 millones), Cesar con 8,05% (13.889 millones) y el archipiélago de San Andrés con el 0,9% (1.604 millones).

Para la directora de Prosperidad Social, Susana Correa Borrero, los impactos del programa de seguridad alimentaria son significativos desde la perspectiva del cubrimiento y de la percepción entre los participantes.

“En todo el país llegamos a 1.294.604 familias en 1.077 municipios con las siete iniciativas desarrolladas hasta el momento: la línea Rural, Urbana, Culinaria Nativa -Cuna-, Maíz y Fríjol, Étnico, Comunitario con Producto Líder, y el más reciente, creado como respuesta a las dificultades en el acceso de alimento por la pandemia, Manos que Alimentan”, dijo Correa.

En esta zona norte se beneficiaron 310.482 familias. La Guajira ocupa el primer lugar de hogares atendidos: 74.400.

Le siguen Bolívar con 54.407, Córdoba con 42.424, Sucre con 40.357, Cesar con 34.288, Atlántico con 33.801, Magdalena con 27.013 y San Andrés y Providencia con 3.792 hogares.

Manos que Alimentan 2021

En el marco de la conmemoración nacional, en Manizales (Caldas), Correa presentó la iniciativa Manos que Alimentan 2021, que nació para dar respuesta a las restricciones generadas por la pandemia en el País.

La directora de la entidad dijo que se trató de una intervención exitosa, por lo que se mantendrá este año. Se realizará a través de dos modelos: el rural y étnico y el urbano, una novedad para incentivar la producción de alimentos en las ciudades.

El rural y étnico se encuentra en proceso de alistamiento y caracterización de beneficiarios y se desarrollará en zonas rurales de siete municipios de Caldas, al igual que en otros 25 de Bolívar, Córdoba, Sucre, Vichada, Antioquia y Quindío, para los cuales cuenta con 11.200 nuevos cupos y una inversión de 18.500 millones de pesos.

El segundo modelo, Manos que Alimentan Urbano, complementa la gestión de la seguridad alimentaria en las ciudades y se espera beneficiar a 136.500 hogares vulnerables que se encuentran en todas las capitales de los departamentos y en aquellos municipios donde su población es mayor a 150.000 habitantes.

Este piloto busca también optimizar los espacios disponibles en los hogares con la aplicación de métodos de agricultura urbana, como siembras verticales, terrazas y plásticos tubulares entre otros. Se estima una inversión de 146.000 millones de pesos, con una ejecución de seis meses para el desarrollo de la ruta operativa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here