Inicio Mascotas Las mascotas poco comunes en tu hogar

Las mascotas poco comunes en tu hogar

Conoce los pasos para adecuar un gallinero en casas de campo o patios amplios.

61
0
Conoce las mascotas poco comunes para tener en tcasa
Las gallinas son animales sociables, serán felices y pondrán más huevos si están en compañía.

Con más frecuencia conocemos la historia de un citadino que decide darle un nuevo rumbo a su vida y mudarse al campo. Muchos de ellos, antes o después, aprovechan esta nueva opción vital para compartirla con varios animales que, en una casa en la zona urbana, no se podrían plantear tener, como, por ejemplo, una gallina.

¿Por qué una gallina como mascota?

Si tienes un jardín grande en un patio amplio, no lo pienses dos veces. La gallina es un animal sociable y tranquilo que además no precisa de muchos cuidados y cuya esperanza de vida está entre los 5 y los 10 años.

Y lo que es mejor, te regalará cada día un huevo listo para consumir. Lo mejor para ello es tener gallinas ponedoras que son las de más producción. Las llamadas gallinas cluecas son en cambio las más preparadas para incubar y cuidar de los polluelos.

Como decíamos, las gallinas son animales sociables y nunca deben estar solas. Serán felices y pondrán más huevos si están en compañía. Con dos gallinas tendrás huevos suficientes si son una familia de tres personas, toda vez que ponen de 4 a 7 huevos cada una por semana.

Preparar un gallinero

En un buen gallinero no puede faltar:

Nido: que es donde ellas pondrán los huevos.

Zona de descanso: que son unos soportes de madera donde todas las gallinas deben estar alineadas a la misma altura, a fin de evitar que ‘descarguen’ las unas sobre las otras.

Zona de recreo: es muy importante para esta ave estar al aire libre y que les del sol el mayor número de horas posibles. Si es un recinto cerrado con malla, es recomendable que mida lo suficiente para que puedan estar a sus anchas. Al menos un metro cuadrado por cada gallina.

Si están libres en el huerto o jardín, no te olvides de encerrarlas por la noche en su caseta para evitar un susto de los depredadores.

Cuanto más espacio para hacer ejercicio tengan más sabrosos serán los huevos que pondrán y más sanos y nutritivos para su consumo.

¿Cómo saber si una gallina está sana?

Su cresta siempre debe ser de vibrante color rojo o anaranjado.

Sus ojos estarán brillantes.

Su cuerpo siempre estará erguido. La parte superior del pico debe estar limpia, sin mucosidades.

Las gallinas tienen tendencia a sufrir enfermedades respiratorias, por eso es muy importante que su caseta y zona de esparcimiento estén siempre secas.

¿Qué come una gallina?

En realidad, estos animales comen de todo. Insectos, plantas, vegetales, semillas, cereales, etc. Si tenemos gallinas en casa nos van a ayudar a ser unos de los vecinos más recicladores, porque salvo algunas excepciones (como el pan o la papa que no les sientan demasiado bien) les gusta todo lo que en casa sobre al terminar de comer.

Después sus excrementos nos servirán, si los reciclamos para crear abono para nuestro huerto o jardín. ¡Más ecológico imposible!

Por último, pero no menos importante, es proporcionarles un recipiente con pequeñas piedras. Al no tener dientes, la acción más parecida a masticar la lleva a cabo un órgano llamado molleja (al lado del intestino) que es donde están alojadas las piedrecitas.

Algunos cuidados básicos

Siempre deben tener agua fresca y limpia. Venden envases muy prácticos pensados para ellas en tiendas especializadas.

Regálales una piscina con arena para que se bañen. Como a otras aves, les gusta frotarse con arena y eso les mantiene limpias y desparasitadas.

¿Necesitan un gallo para poner huevos?

No, la gallina se basta ella sola para este proceso. La diferencia es que, si hay gallo, el huevo podrá tener un pollito si es incubado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here