CABILDO POR EL AGUA

Entre Ríos, otra perspectiva del Valle de Cienaguas

0

Esta vez, la reflexión de Cabildo por el Agua, nos pone de frente en el ámbito geográfico, que refleja el verso de Simón González: “Veo la Bella Ciénaga en cien aguas/ ¡qué lagrima amorosa de la ciudad perdida”, y a partir de  este fragmento de la poética del vástago de Otraparte*, que nos interpela, se ensayan varios elementos para exponer la desconexión de la gestión territorial con lo identitario y, es pretexto para sugerir otra perspectiva del Valle de Cienaguas, más allá o acá de los ecosistemas de la Ciénaga Grande de Santa Marta y sus poblados.

Pues, nos detendremos en el punto geográfico conocido como Cordobita, en el suroccidente de la Sierra Nevada de Santa Marta, que se denomina Entre Ríos, con sugerencia fundacional en el San Juan del Córdoba o la dimensión antropo-arqueológica en Papare;  nos referiremos entonces, a las dinámicas sociales en las cuencas de los ríos Córdoba y Toribio, los afluentes de la Matria de varones y mujeres de un territorio que se conecta desde siempre por los serpenteantes rondas que los conducen a la Costa Verde Cienaguera.

Sí, es allí a escasos minutos de Santa Marta, o a pocos pasos del mojón  que señala la división política administrativa del Distrito, en la Quebrada del Doctor, con el primer municipio del Magdalena (en otra entrega abundaré sobre este tópico), que en el pasado reciente, se suscitaron eventos cuyas respuestas institucionales revelan la deficiente gestión hídrica en el Departamento, en tanto, que la asociatividad y el sentido de cooperación armónica están ausentes en los comportamientos administrativos, ya que el conflicto por los usos del dominio hídrico en la jurisdicción de la municipalidad de Ciénaga, son muestra palmaria de la desarticulación de la visión del territorio con la identidad de este.

Luego, la inacción y el equívoco abordaje gubernativo se corroboran, por ejemplo, en el estudio de la Universidad de Los Andes, que es planteado como alternativa a la recurrente escasez de agua potable para Santa Marta, sin consultar las condiciones de abastecimiento de Ciénaga y Puebloviejo, o la discusión sobre los usos del recurso hídrico del río Córdoba y su impacto en la cuenca, este último activó el andamiaje administrativo y judicial del territorio, y el primero a la ciudadanía en el pasado reciente en defensa del dominio territorial sobre el recurso hídrico.

Las actuaciones se realizan cediendo a mezquinos intereses y no es porque se desconozca que hay ánimos particulares que procuran su provecho,  para ello está la institucionalidad: para canalizar los individuales impulsos en una madrevieja de respeto por el entorno, que en el caso de Entre Ríos, predispone a un doloroso escenario de deterioro de las cuencas y desembocaduras de los ríos Toribio y Córdoba, contrariando los preceptos que estos “son los mejores conectores termodinámicos del planeta”, en el caso concreto, en una porción sensible del territorio que marcó la presencia mediterránea en el Caribe colombiano.

Es la oportunidad, para entendernos como parte integrante del Golfo de Salamanca, que reivindico como elemento cohesionador, e invitando a mejorar la gestión de los ríos del territorio y sus impactos en los trascendentales espacios ecológicos, Ciénaga Grande y Sierra Nevada de Santa Marta, el Santuario de Flora y Fauna, las rondas hidráulicas y desembocaduras de los afluentes que tributan al Caribe, que son inequívocos signos de pertenencia territorial, y debemos  aprovechar la inédita coincidencia del  Icanh, en la sede de la Sociedad Bolivariana de Santa Marta, en el centro histórico, para propiciar un amplio debate sobre lo Territorial y la Ancestralidad.

 

*OtraParte. Lugar simbólico de la narrativa del escritor Fernando González, padre del poeta Simón González.
Ciudadano del Caribe Sabanero. Alterna la docencia y el diálogo socrático con la asesoría a empresas del sector logístico y portuario e impulsa la narrativa de la Soberanía Hídrica y la Autonomía Territorial.